Cargando el contenido...

Compartir
Compartir
2018-12-06    12:02:23

Economía de Colombia puede beneficiarse de migración venezolana: estudio

Bogotá, 6 Dic (Notimex).- La migración de venezolanos puede tener varios efectos positivos sobre la economía colombiana y uno de ellos es que la población migrante es en promedio cinco años más joven que la local, concluyó un estudio del Centro de Investigaciones Económica y Social (Fedesarrollo).

 

Según Fedesarrollo desde 2014 se ha presentado una creciente migración de venezolanos a Colombia producto de la crisis económica, humanitaria y social. Esta migración se ha intensificado en el último año.

De acuerdo con cifras de Migración Colombia y del Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos, durante el primer semestre de 2018 el número de migrantes venezolanos ascendía a 865 mil entre regulares e irregulares, un aumento de 108 por ciento respecto al total registrado en 2017.

Pero para finales de 2018 la cifra oscila entre un millón 300 y un millón 500 mil venezolanos con la perspectiva de que puede llegar a tres millones, en caso que la crisis económica y social en el vecino país se profundice.

Fedesarrollo advirtió que esta migración se ha presentado en una coyuntura de un débil desempeño de la economía colombiana en los últimos años.

El Centro de Investigaciones concluyó que si bien “es cierto que la migración puede generar presiones sobre el mercado laboral, la literatura al respecto sugiere que estos efectos tienden a ser marginales y, dependiendo de las características de la población migrante, podría tener impactos positivos”.

Entre esos impactos destaca que la población migrante es en promedio cinco años más joven que la local, lo que implica que hay un aumento en el tamaño de residentes en edad productiva, lo que resulta en "un bono demográfico para el país y por ende una mejora en el crecimiento potencial de la economía colombiana”.

Otro efecto positivo se refiere a que “también impactaría en las contribuciones a los sistemas de seguridad social, lo cual ayuda a disminuir la presión en la financiación del sistema de pensiones público".

Adicionalmente, habría "efectos positivos sobre el consumo, la productividad y el emprendimiento que pueden impulsar el crecimiento económico en el corto y mediano plazo”, añadió el estudio de Fedesarrollo.

No obstante, la migración venezolana no se ha distribuido de manera homogénea en el territorio colombiano ya que se ha concentrado en seis ciudades: Bogotá (15,6 por ciento), Barranquilla (8,6), Cúcuta (6,1), Medellín (4,1), Cartagena (3,8) y Cali (2,6 por ciento).

Aunque una mayor densidad “genera presiones para la dinámica de cada ciudad en materia de desempleo y gasto público para atender necesidades como salud y educación, también representa una oportunidad en materia de productividad en algunas ciudades”.

La población venezolana en edad productiva con “niveles educativos más altos está llegando principalmente a Bogotá, Cali y Medellín. Por lo tanto, estas ciudades se están viendo beneficiadas por una mayor proporción de mano de obra calificada que podría traducirse en cambios positivos en productividad en el corto y mediano plazos”.




NTX/I/EF/BGG/IE/FR

Compartir
Compartir