Cargando el contenido...

Compartir
Compartir
2018-06-13    09:26:43

Observadores canadienses avalan proceso electoral en Venezuela

Por Isabel Inclán. Corresponsal

 

Toronto, 13 Jun (Notimex).- Observadores canadienses que presenciaron el proceso electoral venezolano del 20 de mayo pasado, que dio la reelección a Nicolás Maduro, aseguraron que los comicios fueron “legítimos, libres y democráticos”.

Sus conclusiones contrastan con la posición oficial del gobierno canadiense, único país que impidió las votaciones desde la embajada y consulados venezolanos en su territorio por considerar “ilegítimo” el proceso.

Una delegación de organizaciones sindicalistas, sociales y ecuménicas canadienses viajó a Venezuela del 17 al 22 de mayo para participar en la observación de las elecciones y forjar vínculos con grupos similares.

“Nuestra delegación quedó impresionada por el proceso electoral y observó que los resultados de las elecciones representan la voluntad de la mayoría de los venezolanos que votaron”, indicó el reporte de Fronteras Comunes presentado anoche en Toronto.

La misión de observadores señaló que el día de la elección atestiguaron la concurrencia pacífica de votantes: “Los votantes tuvieron acceso a una votación sin obstáculos en total secreto. Representantes de los partidos de oposición estuvieron presentes en todos los centros de votación y mesas que visitamos”.

Los miembros de la organización convocante Fronteras Comunes explicaron que en las mesas electorales y en las calles hablaron con los partidarios del gobierno y de la oposición y que “ninguno indicó ningún problema real con el proceso de votación”.

Aseguraron que “la organización en las mesas de votación y las ubicaciones que presenciamos” demostró que hubo una “elección justa”.

“Fuimos testigos de un proceso electoral y de votación transparente, seguro, democrático y ordenado”, afirmaron los canadienses.

Explicaron que Venezuela tiene una “fuerte democracia participativa” porque vieron personas involucradas en el debate político en la calle, grafitis políticos y carteles de candidatos presidenciales en las paredes de las calles y en las encuestas a través de la ciudad.

Respecto al Consejo Nacional Electoral (CNE), desconocido por el gobierno canadiense, Fronteras Comunes, que ha observado otros procesos electorales, indicó que el organismo dirigió un proceso organizado, con información para los votantes, seguridad, autenticación de identificación, automatización y verificación del lugar de residencia.

Por su parte, otro observador canadiense que viajó por su cuenta a Caracas, Pierre LeBlanc, dijo a Notimex que éstas fueron “altamente libres, democráticas y seguras”.

Detalló que cuando llegó al primer centro de votación a las 06:00 hora local ya había gente formada para votar y reportó la convicción de los venezolanos de ejercer su derecho al voto.

“Como observador internacional de las elecciones en Venezuela me parece evidente que no hubo fraude, que esas elecciones fueron altamente libres, democráticas y seguras”, añadió quien fuera diplomático ante la UNESCO en París y que ahora es consultor de resolución de conflictos.

Consideró que los procesos de certificación de identidad y la auditoría en el proceso abalan las elecciones.

El observador canadiense dijo que pese a que la MUD, Washington, Canadá, la Unión Europea y el Grupo de Lima “hicieron tanto ruido mediático y personales en contra el voto, inclusive con amenazas y sanciones” la tasa de votación fue alta y demostrativa de una “democracia bien arraigada”.

Incluso observó que Maduro ganó con una tasa de participación más alta que Trudeau, Trump y Obama, pues mientras el actual líder canadiense ganó con un 39.5 por ciento del voto popular, Obama con un 51 por ciento y Trump con 46 por ciento, Maduro obtuvo 68 por ciento.

Respecto a la negativa de Ottawa de proporcionar la seguridad para la jornada electoral del 20 de mayo en los consulados y la embajada venezolana, el observador canadiense consideró el hecho como una “violación de las normas internacionales de no-intervención en asuntos interiores de países democráticos”.

Además, “el bloqueo de los votantes venezolanos que viven en Canadá es una vergüenza que rebaja al pueblo canadiense”.




NTX/I/II/AES/ML

Compartir
Compartir