Cargando el contenido...

Compartir
Compartir
2017-06-16    09:41:06

Siglo XXI Editores celebra su 50 aniversario con mural “Icaria”

México, 16 Jun (Notimex).- Una metáfora sobre las ambiciones de superación, libertad, ascensión de los seres humanos, con el riesgo que conlleva la posibilidad de caer y fracasar, definió el pintor e ilustrador mexicano Felipe de la Torre  (1950)  su mural “Icaria”, con el la editorial Siglo XXI celebra su 50 aniversario.

 

Se trata de una obra de 2.40 metros de alto por seis de ancho realizado en óleo sobre tela y dividido en cinco paneles, inspirado en Ícaro, personaje de la mitología griega, hijo del arquitecto Dédalo, constructor del laberinto de Creta, y de una esclava llamada Náucrate.

 

“Icaria es el nombre de una isla en el Mar Egeo, el lugar donde cayó Ícaro tras su intento después de volar al Sol de ahí el nombre de Icaria, porque la representación del mural, al final, es una metáfora acerca de las ambiciones de superación, de libertad, que fue más o menos lo que Ícaro hizo, con el riesgo de la libertad”, expresó De la Torre durante la inauguración del mural.

 

“Está representado con cerca de 40 personas desnudas, sin adornos ni nada, la desnudez como expresión de libertad, una expresión simbólica; personajes de todas las edades y colores, mujeres, niños, ancianos, jóvenes, bonitos y feos”, dijo el diseñador de la obra.

 

Para el artista, los personajes “no son nadie, no representan nada, ni mucho menos existe una anécdota que describa algo relacionado con Ícaro, ni con la isla, es una metáfora de la libertad, el nombre, junto con la imagen, es lo que le da sentido”.

 

"Estas figuras están flotando, danzando como en una coreografía en el aire desafiando las leyes de la gravedad, se muestran pasajes tormentosos y otros luminosos, dando como referencia esa volatilidad o vuelo de los seres humanos”, agregó.

 

Cuenta que esta obra que quedara de manera permanente en Siglo XXI Editores surgió a raíz de las conversaciones que tuvo con el escritor y director de esa casa editora, Jaime Labastida, amigo de varios años. “Al ir elaborando el mural fuimos encontrando esta metáfora de Ícaro, al final, nos quedamos con el nombre de esta metáfora mitológica, porque muchos de los mitos de la cultura occidental tienen que ver con estas primarias o elementales formas de interpretar la realidad”, detalló.

 

 

 

En la obra se pueden ver hombres y mujeres flotando ya sea cabeza abajo o arriba, mujeres recostadas de lado, todos sobre un cielo y nubes que indican lluvia o un amanecer se muestran en esta obra, en la que destaca una mujer embarazada la cual alude esperanza, así como otras dos jugando con sus hijos.


NTX/MBH/NMN/RA

Compartir
Compartir